Nuevas recetas

Pastel fresco con manzanas y melocotones


Limpiamos las manzanas y las ponemos en el rallador con grandes mallas.

Escurre los duraznos y luego córtalos en cubos.

En una cacerola ponga el aceite de Kotayani, las frutas, el azúcar y las especias.

Deja que se caramelice a fuego lento.

Después de que se hayan caramelizado, las dejamos enfriar.

En un bol ponemos la margarina, el azúcar y mezclamos bien hasta que el azúcar se derrita.

Agrega sal en polvo, esencia de vainilla, yemas y mezcla.

Agrega poco a poco la harina tamizada con la levadura en polvo y comienza a amasar ligeramente a mano.

Obtendremos una masa frágil de la que extendemos dos láminas (yo extiendo una, y de la masa restante mi hermana hizo "modelos" J).

Si la masa parece demasiado blanda, puede agregar más harina.

Divide la masa en dos, y sobre la mesa enharinada extiende la primera hoja con el rodillo.

Forra la bandeja con papel de horno y coloca la primera hoja. Como te dije anteriormente de la masa restante para la segunda hoja mi hermana jugó un poco tratando de hacer "patrones" :).

Ponga la bandeja en el horno precalentado, ponga la bandeja a fuego medio durante 5 minutos, tiempo durante el cual mezcle los ingredientes para el relleno hasta que se dore bien en la parte superior.

En frío se puede espolvorear con azúcar.

¡Buen apetito!