Nuevas recetas

Ribollita


Ingredientes

  • 13 tazas (o más) de agua, dividida
  • 1 1/4 tazas de cannellini secos (frijoles blancos; aproximadamente 8 onzas)
  • 12 hojas grandes de salvia fresca
  • 8 dientes de ajo; 5 rebanadas, 3 picadas
  • 2 cucharaditas (o más) de sal marina fina, cantidad dividida
  • 2 cucharaditas (o más) de sal marina fina, cantidad dividida
  • 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, dividido, más adicional para rociar
  • 2 tallos de apio grandes, cortados en cubitos
  • 1 papa Yukon Gold grande sin pelar, lavada y cortada en cubos de 1/2 pulgada
  • 1 bulbo de hinojo pequeño, recortado, cortado en cuartos a través del centro, cortado en rodajas transversales
  • 1 pizca grande de tomillo seco
  • 1 manojo pequeño de col rizada negra, cortado transversalmente en tiras de 1 pulgada (aproximadamente 6 tazas)
  • 1 manojo pequeño de acelgas verdes (alrededor de 4 hojas grandes), sin el tallo central, cortado transversalmente en tiras de 1 pulgada de ancho (alrededor de 6 tazas)
  • 4 tazas de col de col rizada en rodajas finas
  • 5 tomates ciruela grandes, picados
  • 1 cáscara cuadrada de queso parmesano de 2 pulgadas
  • Una pizca de pimiento rojo triturado seco
  • 2 tazas (o más) de caldo de verduras ligero o caldo de verduras enlatado de buena calidad (como Swanson)
  • 6 rebanadas de pan blanco de campo de 6 1/2 pulgada de grosor, cortadas en trozos grandes con costras

Preparación de recetas

  • Combine 8 tazas de agua, frijoles, salvia y ajo en rodajas en una cacerola grande. Hervirlo; reduzca el fuego a bajo, cubra y cocine a fuego lento hasta que los frijoles estén tiernos, revolviendo ocasionalmente y agregando más agua en 1/4 de taza para mantener los frijoles sumergidos, de 2 a 2 1/2 horas, dependiendo de la edad de los frijoles. Agrega 1 cucharadita de sal marina; cocine a fuego lento 10 minutos. Destape y enfríe los frijoles en líquido. HACER POR ADELANTADO Puede hacerse con 1 día de anticipación. Cubra y enfríe en líquido de cocción.

  • Caliente 3 cucharadas de aceite en una olla grande a fuego medio. Agrega la cebolla; espolvorear con sal marina. Cocine hasta que la cebolla esté transparente, revolviendo con frecuencia, unos 5 minutos. Agrega el ajo picado; revuelva 2 minutos. Agregue el apio, la zanahoria, la papa, el hinojo y el tomillo; cocine hasta que las verduras estén tiernas y comiencen a dorarse en algunas partes, revolviendo con frecuencia, de 15 a 18 minutos. Agregue col rizada, acelgas, repollo, tomates, cáscara de parmesano, 5 tazas de agua y 1 cucharadita de sal marina. Hervirlo; reduzca el fuego a medio-bajo, cubra y cocine a fuego lento hasta que las verduras estén muy tiernas, aproximadamente 1 1/2 horas. Agregue los frijoles con el líquido de cocción y el pimiento rojo triturado. Agrega 2 tazas de caldo. Sazone con sal y una generosa cantidad de pimienta. Enfriar, tapar y enfriar. Recalentar antes de continuar.

  • Agregue el pan a la sopa y cocine a fuego lento, revolviendo con frecuencia para partir el pan en trozos más pequeños y agregue más caldo en 1/2 taza para diluir, si lo desea. Sazone con sal y pimienta.

  • Divida la ribollita en tazones, rocíe con aceite y sirva.

Contenido nutricional

1 porción contiene lo siguiente: Calorías (kcal) 343.7% Calorías de grasa 32.6 Grasa (g) 12.4 Grasa saturada (g) 2.0 Colesterol (mg) 2.5 Carbohidratos (g) 45.8 Fibra dietética (g) 9.5 Azúcares totales (g) 6.2 Neto Carbohidratos (g) 36,3 Proteínas (g) 13,3 Sección de revisiones

  • 3 cucharadas (45 ml) de aceite de oliva extra virgen, y más para rociar
  • 3 dientes de ajo medianos, en rodajas finas
  • 1 cebolla morada mediana, cortada en cubitos (aproximadamente 200 g de 7 onzas)
  • 1 puerro grande, solo partes blancas y verde claro, cortado en cubitos (aproximadamente 13 onzas 370 g)
  • 4 zanahorias grandes, peladas y cortadas en cubitos (aproximadamente 1 1/4 libras 525 g)
  • 2 1/2 tazas de calabaza pelada, sin semillas y cortada en cubitos (aproximadamente 1/2 de una calabaza mediana) (aproximadamente 12 onzas 360 g)
  • 1 nabo, pelado y cortado en cubitos (aproximadamente 8 onzas 240 g)
  • 3 tallos de apio grandes, cortados en cubitos (aproximadamente 8 onzas 240 g)
  • Agua
  • 1 manojo de col rizada lacinato, sin tallo, hojas cortadas en trozos grandes (aproximadamente 170 g de 6 onzas) (ver nota)
  • 1 ramo de guarnición (paquete de hierbas hecho con unas pocas ramitas de hierbas mixtas, como perejil, orégano, tomillo, romero y laurel)
  • 2 tazas de frijoles cocidos, como cannellini, azul marino o arándano, más 1 taza de líquido para cocinar frijoles o agua (si usa frijoles enlatados) (ver nota)
  • 110 g (1/4 de libra) de pan rústico crujiente fresco o rancio, cortado en cubos de 1 pulgada
  • Sal kosher y pimienta negra recién molida
  • Parmigiano Reggiano rallado, para servir (opcional)

En un horno holandés grande o en una olla para sopa, caliente el aceite de oliva a fuego medio con ajo. Cocine, revolviendo, hasta que el ajo esté fragante y ligeramente dorado. Agregue la cebolla, el puerro, las zanahorias, la calabaza, el nabo y el apio y cocine, revolviendo, hasta que se ablanden un poco pero no se doren, aproximadamente 5 minutos.

Agregue suficiente agua para cubrir ligeramente las verduras (aproximadamente 6 tazas de 1,5 l) junto con la col rizada y las guarniciones de ramo y cocine a fuego lento a fuego medio-alto. Baje el fuego para mantener el fuego lento y cocine hasta que las verduras estén muy tiernas, unos 25 minutos.

Agregue los frijoles y su líquido de cocción (o 1 taza de agua si usa frijoles enlatados). Agregue el pan, revuelva bien y cocine a fuego lento hasta que el pan esté muy suave y se deshaga, aproximadamente 15 minutos. Agregue agua, 1/2 taza a la vez, si la sopa se vuelve demasiado espesa y seca.

Condimentar con sal y pimienta. La sopa se puede servir en diferentes consistencias: más húmeda y caldo, como una sopa espesa y con trozos, o cocida hasta que espese como una papilla. Una vez reducido a una papilla espesa, puede servir un poco en una sartén antiadherente pequeña (8 pulgadas) con 1 cucharada de aceite y cocinar a fuego medio-alto, revolviendo con frecuencia, hasta que se una a una masa densa que eventualmente tomará el forma de un panqueque. (Si sus habilidades para voltear son buenas, puede voltearlo para servirlo con el lado dorado hacia arriba). Deslícelo en un plato. Para servir con cualquier consistencia, rocíe con aceite de oliva fresco y cubra con pimienta negra recién molida y queso rallado (opcional).


Resumen de la receta

  • 2 ¾ tazas de frijoles cannellini, remojados en agua durante 12 horas
  • Agua para cubrir
  • sal al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 1 rebanada de apio finamente picado
  • 1 zanahoria finamente picada
  • 2 patatas, peladas y picadas en trozos grandes
  • 10 onzas de col rizada picada
  • 10 onzas de acelgas picadas en trozos grandes
  • 10 onzas de col de Saboya picada en trozos grandes
  • 1 (7 onzas) lata de puré de tomate (passata)
  • sal y pimienta negra molida al gusto
  • 1 barra de pan toscano duro

Escurra y enjuague los frijoles cannellini y colóquelos en una olla grande. Vierta suficiente agua para cubrir y agregue sal. Tape y cocine a fuego medio-bajo hasta que estén tiernos, 1 1/2 a 2 horas.

Escurre los frijoles, reservando el líquido de cocción. Reserva la mitad de los frijoles. Haga puré los frijoles restantes en la olla con una licuadora de inmersión.

Caliente el aceite en una cacerola grande a fuego lento. Cocine la cebolla, el apio y la zanahoria hasta que estén suaves, de 10 a 15 minutos. Agregue la mitad del líquido de cocción reservado, puré de frijoles, papas, col rizada, acelga, col de Saboya y puré de tomate. Llevar a hervir. Tape y cocine a fuego lento hasta que las papas estén blandas, aproximadamente 40 minutos. Condimentar con sal y pimienta.

Revuelva los frijoles enteros en la cacerola con el líquido de cocción restante. Cocine por 15 minutos. Retire la sopa del fuego y déjela reposar durante 15 minutos.

Pica el pan y agrega a la sopa unos trozos a la vez para que absorba el líquido y espese la sopa. Vuelva a hervir la sopa. Alejar del calor.


  • 1 lata (14 onzas) de tomates pera enteros y pelados
  • 2 latas (15 onzas) de frijoles cannellini, enjuagados, cantidad dividida
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, divididas
  • 1 puerro mediano, cortado por la mitad a lo largo y en rodajas (ver Consejo), solo las partes blancas y verde claro
  • ¼ de taza de ajo en rodajas finas
  • ½ cucharadita de pimienta recién molida, cantidad dividida
  • 1 taza de zanahorias picadas
  • 1 taza de apio cortado en cubitos
  • 1 taza de calabacín cortado en cubitos
  • ¼ de cucharadita de sal, dividida
  • 1 manojo de col rizada o acelga, recortada y cortada en rodajas de 2 pulgadas de ancho
  • ¼ cabeza de col Saboya o col verde, cortada en cubos de 1 pulgada
  • 2 tazas de papas rojas cortadas en cubitos
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • 2 tazas de agua
  • ½ cucharadita de tomillo seco
  • 1 hoja de laurel
  • ⅛ cucharadita de semillas de apio
  • Pimiento rojo triturado al gusto

Escurre los tomates enlatados, reservando el líquido. Corta los tomates en dados. Con un machacador de papas, triture la mitad de los frijoles hasta obtener una pasta (agregue un poco de caldo, si lo desea, para que sea más fácil triturar los frijoles). Aparte los tomates y los frijoles.

Caliente 2 cucharadas de aceite en un horno holandés a fuego medio. Agregue el puerro y el ajo, cocine, revolviendo, hasta que estén transparentes y tiernos, de 2 a 3 minutos. No se dore. Sazone con 1/8 de cucharadita de pimienta. Agregue las zanahorias, el apio y el calabacín y la cucharada de aceite restante cocine, revolviendo, hasta que estén casi tiernos, de 3 a 5 minutos. Sazone con 1/8 de cucharadita de sal y pimienta.

Cuando las zanahorias y el apio estén casi tiernos, agregue la col rizada (o acelgas) y el repollo. Tape y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablanden, de 4 a 6 minutos. Agregue las papas, el caldo, el agua, los tomates cortados en cubitos y el jugo, el puré de frijoles y los frijoles enteros, el tomillo y la hoja de laurel. Llevar a fuego lento a fuego medio. Sazone con semillas de apio, pimiento rojo triturado y el 1/4 de cucharadita de pimienta restante y 1/8 de cucharadita de sal. Tape y cocine, revolviendo ocasionalmente y reduciendo el fuego según sea necesario para mantener un hervor suave, hasta que todas las verduras estén tiernas, de 15 a 20 minutos.

Consejo: para limpiar los puerros, recorte y deseche las puntas verdes y las raíces blancas. Partir los puerros a lo largo y colocarlos en abundante agua. Agite los puerros en el agua para liberar arena o tierra. Drenar. Repita hasta que no quede arena.


Vídeo relatado

Estaba buscando una receta que pudiera en un lote grande y congelar en porciones pequeñas para tener a mano para mi niño pequeño. Le gustan los frijoles toscanos y los verdes de Plum Organics y esto parecía una combinación algo cercana. ¡¡Era!! Mi esposo pensó que tenían un sabor casi idéntico. Mi hijo se comió todo el termo en la guardería. El único cambio que hice en la receta fue pasar una licuadora de inmersión al final. También disfruté el plato y es bueno para toda la familia. Sería maravilloso con un poco de pan de ajo en el invierno. Mmm

Maravillosamente abundante sin estar cargado de calorías. La única sustitución que hago son frijoles enlatados en lugar de secos. ¡No voy a mentir y decir que es una comida rápida, sino que hago una olla enorme, congelo porciones individuales y come durante meses!

Excelente para consumir vegetales CSA, abundante y se congela bien. Puedes sustituir diferentes verduras. La cantidad de verduras parece demasiada, pero no es así, todo se cocina. ¡La corteza de parmesano es imprescindible! Usé frijoles enlatados (2.5 latas, más un poco más de ajo y salvia) y una lata de tomates de 28 oz, para mayor facilidad y rapidez. Solo lo cocí todo a fuego lento durante una hora y eso fue suficiente, y solo necesitaba una taza de caldo al final.

Seguí las instrucciones de la receta con las siguientes sustituciones: frijoles rojos en lugar de blancos, raíz de apio en lugar del oro de Yukon y dos latas de tomates cortados en cubitos en lugar de frescos. Hizo una olla enorme de sopa, ¡increíblemente deliciosa! Es mucho picar, pero los resultados no podrían ser más sabrosos ni más saludables.

Como está escrito, esta receta es deliciosa. Lo haría de nuevo de esta manera. Sin embargo, admito que disfruto modificando recetas según lo dictan mi estado de ánimo y los ingredientes disponibles. Entonces. También me desvié de & # x27ribollita & # x27 y también hice lo siguiente, que también disfruté mucho: preparé la porción principal de verduras de la sopa en una olla y cociné frijoles o pastas tubetti por separado. Una vez que se cocinó la parte vegetal, mezclé hasta que quede suave con una licuadora de inmersión y luego agregué los frijoles cocidos o las pastas para darle textura. A veces incluso agregué un poco de yogur natural orgánico al final. También agregué algunos trozos de queso feta para servir. ¡Cada variación ha sido buena! Cocinar es divertido y experimental y, a veces, las comidas excelentes provienen de & # x27accidents & # x27 y la experimentación. Algunos serán tramposos, pero otros serán ganadores. ¡Disfrutar!

definitivamente un guardián. el detalle más importante es que la sopa se debe comer EL DÍA DESPUÉS de que se haya preparado.

Esta sopa espesa, rica y saludable estaba absolutamente deliciosa. Como panadero, me complació encontrar un plato tan digno para utilizar mi producción adicional. Disfrutaremos de esta receta muchas veces más.

Me estaba aburriendo un poco de mi receta habitual de minestrone. Esta sopa fue un intento de diversificar sin excluir a mi hija mayor vegetariana. Usé frijoles Great Northern (precocidos en una olla a presión 10 minutos) y, al no encontrar col rizada negra, usé más acelgas. El resultado fue muy bueno. Estoy de acuerdo con otros críticos en que la adición del pan duro desgarrado es clave. Terminan con una textura suave y pastosa que me recuerda a las albóndigas de sopa holandesas de Pensilvania.

Mi familia y yo disfrutamos de esta sopa. Me recordó a mis días de estudiante en Italia. Descubrí que funcionó muy bien sustituyendo diferentes vegetales dependiendo de lo que tuviera que usar cualquier vegetal de raíz en lugar de apio / papa. He usado diferentes verduras oscuras en lugar de col rizada, y uso más zanahorias pero no hinojo. Genial para consumir las verduras CSA que hay en mi refrigerador. Usé una olla a presión para los frijoles, lo que reduce el tiempo. Además, la ribollita se come tradicionalmente con pan duro desmenuzado, por lo que es excelente para usar las baguettes endurecidas. Picar en trozos pequeños y calentar la sopa durante unos minutos antes de servir. ¡Mmm!

Lo odiaba. Tardé horas en picarlo todo y luego me sentí terriblemente decepcionado. No se moleste, hay tantas recetas excelentes aquí.

Muy muy bien. Me encanta un plato vegetariano sabroso, ¡y esto es todo! Sustituí los frijoles enlatados. Se junta rápidamente para una buena comida entre semana. ¡La adición del pan partido es clave!

¡delicioso! hace grandes sobras.

Esta sopa estaba tan sabrosa. Tengo que admitir que no tenía grandes expectativas solo porque no estaba seguro de cuánto sabor sabría una sopa con principalmente verduras. ¡Pero fue sorprendentemente bueno! Realmente creo que la clave para darle profundidad de sabor a la sopa es la cáscara de parmesano. Esta receta es muy abundante por ser vegetariana y también es extremadamente saludable. Es un guardián.

Muy buena sopa, me gustaría poder darle 3.5 estrellas. Definitivamente mejoró el segundo día. Nunca he sido fanático de la col rizada o las acelgas, pero ambas se mantuvieron muy bien en esta sopa. Tritura un poco de queso parmesano en la parte superior, de lo contrario, hazlo exactamente como está escrito.


Ribollita

Para hacer los frijoles, recójalos y deseche los frijoles y piedras deformes. Enjuagar los frijoles, escurrir y colocar en una cacerola con el agua. Llevar a ebullición a fuego alto, hervir durante 2 minutos, luego tapar y retirar del fuego. Deje reposar durante 1 hora. Escurrir y volver a la cacerola con agua fresca para cubrir aproximadamente 2 pulgadas. Agregue la cebolla, el ajo y la hoja de laurel y deje hervir a fuego alto. Reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento, sin tapar, hasta que los frijoles estén tiernos pero no se deshagan, aproximadamente 1 hora. Agrega la sal durante los últimos 10 minutos de cocción. Retirar y desechar la cebolla, el ajo y la hoja de laurel. Ponga los frijoles a un lado en su líquido.

En una cacerola grande a fuego medio, caliente 1/2 taza de aceite de oliva. Agregue las cebollas, el apio, las zanahorias y el ajo y saltee, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas estén tiernas y translúcidas, aproximadamente 10 minutos. Agregue los tomates picados y la pasta de tomate y cocine, revolviendo ocasionalmente, durante 5 minutos. Agrega el repollo, las judías blancas cocidas y su líquido, tomillo, sal y pimienta, y agua suficiente para cubrir las verduras. Sube el fuego a medio-alto y deja que hierva. Tape, reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento hasta que todas las verduras estén muy tiernas, aproximadamente 2 horas. Retirar del fuego, dejar enfriar, tapar y refrigerar durante 8 horas o hasta 3 días.

Saca la sopa del refrigerador. Coloque 2 o 3 rebanadas de pan en el fondo de una cacerola grande de fondo grueso. Sirva suficiente sopa para cubrir. Repita las capas hasta que todo el pan y la sopa estén en la sartén, terminando con la sopa. Lleve lentamente la sopa a ebullición a fuego lento, revolviendo con frecuencia para asegurarse de que el fondo no se queme y para partir el pan, de 20 a 30 minutos. Eventualmente debería disolverse y absorber los líquidos por completo, formando una sopa muy espesa.

Vierta en tazones calientes y rocíe con el aceite de oliva. Servir inmediatamente.


Ribollita variaciones

Como todas las recetas populares, ribollita puede presumir de una larga lista de variaciones. Especialmente cuando se trata de las verduras elegidas para combinar con la col negra y la col rizada. El calabacín, los guisantes y las papas son los ingredientes que se agregan con mayor frecuencia a la sopa. A menudo se pueden encontrar recetas en las que aparece un pan rústico, no necesariamente sin sal. Por último, cuando se come al día siguiente, se sirve con cebollas salteadas que se le añaden después de haberlo cocido & quotribollito & quot (re-hervido) junto con una pizca de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


Ribollita

Es autóctono de la región de la Toscana en Italia, que se encuentra en la costa oeste del país y hacia la cima. Fue realmente una receta campesina, ya que utiliza restos de pan crujiente y sopa minestrone sobrante. El término Ribolitta significa literalmente hervido, y esta receta en su origen consume todo lo que hay en la cocina, por lo que no se desperdicia nada.

Una vez terminada la sopa, clásicamente se colocaría en una olla de terracota junto con el pan crujiente y una tapa, y se dejaría reposar durante 15-20 minutos para que el pan absorba toda la sopa y quede como una papilla.


Que es ribollita?

Ribollita es un plato de pura comida casera italiana.

La ribollita, que se sirve tradicionalmente como una sopa espesa de frijoles y verduras en la Toscana, es un ejemplo clásico de la cocina rústica de una granja, donde no se desperdicia nada.

Los ingredientes básicos clásicos de este humilde platillo son frijoles, papas, pan de un día, vegetales variados y repollo o col rizada, generalmente el cavolo nero verde oscuro.

Las mamás italianas preparaban ribollita (que significa & # 8220reboiled & # 8221 en italiano) los viernes en los días de ayuno, luego la recalentaban para las comidas al día siguiente y al día siguiente.

¿No suena mucho mejor que decir & # 8220 nosotros & # 8217 tenemos sobras para la cena? & # 8221

Porque es lo que hago, improvisé con la receta de la vieja escuela usando muslos de pollo deshuesados ​​y sin piel y mis propias sobras. Salsa marinara casera como base del plato.

Aunque los frijoles cannellini de una lata son perfectos aquí, si tiene frijoles blancos cocidos a mano, continúe y utilícelos (necesita aproximadamente 2 tazas de frijoles cocidos).

Nota al margen: comí algo cocinado frijoles gigantes cuando tomé las fotos de la receta. Oh, hombre, definitivamente son de tamaño gigantesco, con una textura cremosa súper deliciosa y un sabor dulce y terroso.

Para terminar de servir, espolvoree con queso parmigiano y mezcle los cubos de pan tostado directamente en la sartén; absorberán la salsa y agregarán otra capa de textura.

¡SEGUIR A LO LARGO! Suscríbase a mi boletín y obtenga mi Plan de Cena + Lista de Compras, y sígame en Facebook, Instagram y Pinterest para conocer las últimas recetas y contenido.