Nuevas recetas

La mejor lasaña de nuestro sitio


¿Por qué diablos te diríamos que hagas albóndigas, las dores y luego las partas en pedazos para hacer un ragú? Suena loco, pero es la mejor manera que encontramos para dorar una gran cantidad de carne sin cocinarla demasiado. Este MeatballMethod ™ produce un color intenso (también conocido como sabor) junto con carne tierna. Si desea usar pasta fresca, hágalo, lo superará. También probamos la receta con fideos sin hervir, pero descubrimos que absorben mucha más salsa y la lasaña pierde su maravillosa consistencia; en su lugar, recomendamos las cosas secas normales. Esto es parte de Our site's Best, una colección de nuestras recetas esenciales.

Ingredientes

Ragu boloñés

  • 1 libra de chuletón de carne molida (20% de grasa)
  • Sal kosher, pimienta recién molida
  • 2 cucharadas. aceite de oliva virgen extra
  • 2 onzas. panceta o tocino, picado
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 1 tallo de apio, finamente picado
  • 1 zanahoria mediana, pelada y finamente picada
  • 1 28 onzas lata de tomates pelados enteros
  • 1 taza de caldo de pollo bajo en sodio

Besamel

  • ¼ de taza más 3 cucharadas. harina para todo uso
  • 4 onzas. Parmesano rallado grueso (aproximadamente 1 taza)
  • Sal kosher, pimienta recién molida

Montaje

  • 1¼ lb. de fideos de lasaña secos (nos gusta De Cecco porque son anchos y cortos)
  • Aceite de oliva virgen extra (para engrasar)

Preparación de recetas

Ragu boloñés

  • Precaliente el horno a 225 °. Mezcle la carne de cerdo y de res con las manos en un tazón grande; sazone generosamente con sal y pimienta, luego mezcle nuevamente. Forme unas 18 albóndigas grandes (no es necesario que estén perfectas; las machacará más tarde).

  • Caliente el aceite en un horno holandés grande a fuego medio-alto. Trabajando en 2 lotes, cocine las albóndigas, volteándolas de vez en cuando y reduciendo el fuego si el fondo de la olla parece estar en peligro de quemarse, hasta que se doren por completo, aproximadamente 6 minutos por lote. Transfiera a una bandeja para hornear con borde cuando estén listos.

  • Reduzca el fuego a medio. Agregue la panceta y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que esté ligeramente dorado y comience a estar crujiente, aproximadamente 5 minutos. Agregue la cebolla, el apio, la zanahoria y el ajo y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablanden, de 6 a 8 minutos. Agregue la pasta de tomate y cocine, revolviendo constantemente, hasta que la pasta se oscurezca, aproximadamente 2 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se evapore casi por completo, de 4 a 5 minutos. Agregue los tomates, triturando con las manos, y aumente el fuego a medio-alto. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido esté atascado y se reduzca aproximadamente a la mitad, de 8 a 10 minutos. Agregue el caldo y la leche y devuelva la carne a la olla. Llevar a fuego lento. Cubra la olla, dejando la tapa ligeramente entreabierta, y transfiérala al horno. Hornee la salsa (no es necesario revolver, pero verifique después de 1 a 2 horas para asegurarse de que el líquido esté a fuego lento, ajustando la temperatura del horno según sea necesario) hasta que las albóndigas estén tiernas, 3 a 4 horas.

  • Con un machacador de patatas, separe las albóndigas e incorpórelas al líquido (debe tener unas 8 tazas de ragú); Condimentar con sal y pimienta. Reducir a fuego medio-bajo si es necesario para espesar.

  • Adelante: La salsa se puede preparar con 4 días de anticipación; Deje enfriar, luego cubra y enfríe, o congele hasta por 3 meses.

Besamel

  • Derretir la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Agregue la harina y cocine, batiendo ocasionalmente, hasta que la harina comience a oler un poco a nuez, aproximadamente 4 minutos. Batir rápidamente la leche y aumentar el fuego a medio-alto. Deje hervir a fuego lento y cocine, batiendo ocasionalmente, hasta que la bechamel espese, aproximadamente 4 minutos. Reduzca el fuego a medio-bajo y cocine, batiendo ocasionalmente, hasta que quede suave y aterciopelado, aproximadamente 10 minutos. Retire del fuego y agregue el queso parmesano, la pimienta de cayena y la nuez moscada (debe tener alrededor de 6 tazas); Condimentar con sal y pimienta. Transfiera a un tazón grande, cubra con una envoltura de plástico y use dentro de 1 hora o enfríe.

  • Adelante: La bechamel se puede hacer con 1 día de antelación. Manténgase frío. Vuelva a calentar lo suficiente para aflojar antes de usar.

Montaje

  • Precaliente el horno a 325 °. Cocine los fideos en una olla grande con agua hirviendo con sal, revolviendo ocasionalmente y separando los fideos para que no se peguen entre sí, hasta que comiencen a ablandarse pero aún se partan por la mitad en lugar de doblarse cuando se doblan; 3 minutos es el número mágico. Serán tan firmes que parecerán mal, pero esto es lo que separa las capas de lasaña al dente de las gomosas. Transfiera los fideos a un tazón grande con agua fría para que se enfríen. Escurrir y acostarse en una sola capa sobre una bandeja para hornear con borde, separada por pergamino o papel encerado.

  • Engrase ligeramente una fuente para hornear de vidrio o cerámica de 13x9 ". Extienda 1½ tazas de ragú en el plato. Coloque una sola capa de fideos sobre el ragú (tendrá que cortar algunos fideos por la mitad para llenar todos los huecos). Coloque 1¼ tazas de bechamel sobre los fideos , extendiendo en una capa uniforme con una espátula pequeña acodada. Cubra la bechamel con 1½ tazas de ragú. Repita, creando 5 capas de pasta (o 6, dependiendo de la profundidad de su sartén) y terminando con 1 taza restante de bechamel. Debería salir bien al borde superior del plato, y la capa superior de pasta se volverá súper crujiente cuando se hornee.

  • Cubra con un trozo de papel de aluminio ligeramente engrasado y colóquelo en una bandeja para hornear con borde (solo para atrapar las gotas). Hornee la lasaña hasta que burbujee suavemente alrededor de los bordes, aproximadamente 1 hora. Retirar del horno y aumentar la temperatura del horno a 425 °; coloque con cuidado la rejilla en la parte superior del horno. Destape y continúe horneando hasta que la parte superior esté dorada y crujiente alrededor de los bordes, de 10 a 15 minutos.

  • Deje reposar 10 minutos antes de servir.

  • Adelante: Lasaña sin hornear se puede preparar con 1 mes de anticipación. Deje enfriar, luego cubra con plástico y congele. Deje descongelar durante la noche en el refrigerador, luego hornee como se indica.

Vídeo relatado

Chris hace la mejor lasaña de nuestro sitio

Sección de Reseñas Esta es la cosa más deliciosa que he comido. Una vez lo probé con salchicha en lugar de carne de cerdo y fue aún mejor. Es mucho trabajo, pero no tanto como otras lasañas que he hecho. Mi bechamel falló la primera vez, así que fui a la tienda y tomé más leche y la agregué lentamente como en el video. Entonces funcionó. ¡Gracias Marruecos, te amo! Anónimo Charlotte, NC07 / 28/20 Los fideos de lasaña "sin hervir" son una gran estafa. Algún bromista escuchó sobre el método fácil de hacer lasaña sin quemarse los dedos, y procedió a comercializar los fideos de lasaña secos regulares como "sin hervir". En serio, no es necesario hervir los fideos en absoluto. Tampoco gaste su dinero en fideos "sin hervir". Use fideos de lasaña secos regulares y use salsa adicional en sus capas. La salsa extra es absorbida por los fideos, los fideos se cocinan y ablandan durante el horneado de la lasaña, y el resultado es una receta mucho más fácil, sin tener que lidiar con fideos pegajosos calientes e inmanejables que se rompen fácilmente, una lasaña al-dente perfecta y dedos no quemados. . He hecho lasaña de esa manera durante años, y es lo mejor.zenfrodoColumbus Ohio07 / 23 / 20Me encanta esta receta. Esta será la segunda vez que lo haga. Esta vez seré un exagerado y haré mi propia pasta de espinacas. ¡Esta es la lasaña favorita de mi familia! Lo haré de nuevo a pedido. Esta es más "auténtica" que otras recetas con muchas hierbas y quesos. Hemos estado en Italia muchas veces y esto se parece más a lo que hemos tenido allí.skpillowDallas Texas 07/01/20 No vale la pena el tiempo y el esfuerzo. Buenos ingredientes desperdiciados. ¿Dónde está la albahaca, el orégano? No puedo creer que esto sea "lo mejor" .judypatelHouston 19/06/20 ¡Excelente! Vale la pena el esfuerzo. Definitivamente pensé que era extraño hacer las albóndigas solo para triturarlas más tarde, ¡pero el concepto realmente funciona! ¡Qué idea tan fabulosa! Obtienes la profundidad del sabor y la textura al dorar el exterior sin terminar con toda la carne seca. Me encanta una receta que te brinda una excelente y nueva técnica para llevar a tus otras recetas. Me encanta la idea que Chris aporta a cada paso de sus recetas. Definitivamente haré esto de nuevo. ¡Esta es la receta que estabas buscando! Seguí todo en esta receta paso a paso y solo encontré un problema que Chris ciertamente no vio en el video. Encontré que mi salsa era demasiado aceitosa y no se pegaba como debería. Lo arreglé dejándolo en el refrigerador durante la noche y raspando la mayor parte de la grasa que subió a la parte superior. Fue una solución fácil y la salsa terminó teniendo la misma consistencia que el video. Hice esto para el cumpleaños de mi padre y me preguntó si podía agregarle ricotta y mozz. Entonces, en la mitad de la bandeja agregué cucharadas de ricotta a una de las capas de carne y mozzarella fresca en la parte superior. Definitivamente no necesitaba esta adición, pero la receta es lo suficientemente flexible como para funcionar bien.AnónimoOviedo, Florida06 / 07 / 20Increíble. Los fideos poco cocidos eran geniales. Hice esto con mi hijo de 13 años. Cuando vio la medida de harina de 1/4 taza más 3 cucharadas de harina, me preguntó si se trataba de una receta de Chris Morocco. Aparentemente, pensó que todos los demás habrían redondeado a 1/2 taza. MarilynksmithDenver05 / 25/20 Oh, absolutamente volvería a hacer esto. Obviamente es un poco de trabajo, pero no es tan malo si lo divides en dos días. Esto fue INCREÍBLE. Me encantó. A mi marido le encantó. Me sentí como en Italia. No había sensación de comer una lasaña barata congelada. Yo mismo hice un par de modificaciones, principalmente la disponibilidad de alimentos en ese momento, y de hecho creo que puede haber agregado más profundidad al sabor de la lasaña. Usé solo un poco más de una libra de cerdo y una libra de carne molida. Además, fue la salchicha de cerdo italiana de la que quité la tripa, en lugar de la carne de cerdo molida. Esto agregó un sabor fantástico. Para la bechamel, utilicé 5 cucharadas de mantequilla, 4 tazas de leche, 1/2 taza de harina y agregué pimienta de cayena y más nuez moscada de lo que pedía (un poco más parecido a una receta de Giada). Agregué lentamente la leche después de mezclar la mantequilla y la harina y se espesó muy bien. Tuve que reducir la boloñesa por un tiempo (40 minutos? 1 hora) a fuego lento (saqué la salsa después de 3 horas). Lo armé al día siguiente. Calenté la bechamel lo suficiente para ablandarla antes del montaje y mezclé la boloñesa fría para mezclar la grasa de la parte superior. También cociné el plato durante 15-20 minutos más en 325, dado que las salsas estaban frías. Fue absolutamente decadente. Esta tiene que ser mi lasaña favorita, así que vale la pena el día de trabajo. Mejor que cualquier pasta de restaurante que haya probado. Hice una libra de cerdo y una libra de carne de res, y agregué 8 oz de champiñones finamente picados a las albóndigas. También agregué orégano fresco, romero y tomillo con la mezcla de zanahoria / cebolla / apio. Qué monstruo absoluto. Un verdadero esfuerzo de dos días y una auténtica maravilla cuando lo lleva a la mesa y empieza. Muy satisfactorio, tan bueno como cocinar y comer, especialmente los lunes por la noche. Ver a Chris hablar sobre el plato y el desarrollo a medida que avanza es muy útil: definitivamente pensé en el desarrollo del sabor al comenzar el roux y al dorar la carne, y cada paso comienza a parecer que vale la pena. Tengo sobras de días, quizás semanas. La mejor lasaña de todos. AnónimoBrooklyn04 / 21 / 20omg Nunca antes habíamos hecho una lasaña y compramos los Fideos equivocados. también subestimamos severamente el tiempo que tomaría hacer este plato. parece que nos levantamos a las 2 de la mañana para sacar el ragú del horno jejeje. también soy el único vegetariano aquí y no hay forma de separar la carne, así que he invertido todo mi tiempo en algo que ni siquiera puedo comer, pero estoy emocionado por ellos :) berrydevAustin, TX04 / 16 / 20Wanted para hacer esto vegetariano. Usé una libra de Beyond Meat y 16 oz de champiñones (blancos y cremini). Piqué finamente los champiñones en el procesador de alimentos y luego los dore con Beyond Meat. También agregué una cucharada de tamari y 1/2 cucharadita de pimentón ahumado ya que omití la panceta / tocino. Saqué esa mezcla y seguí la receta a partir de ahí ... Agregué la mezcla de carne / champiñones cuando se especificó y la cocí a fuego lento en la estufa durante aproximadamente 2 horas. La salsa bechamel se quemó en el fondo antes de que se espesara lo suficiente. El sabor definitivamente estaba mal, pero sospecho que estará bien cuando se hornee en todo lo demás con la salsa ragú. La salsa ragú estaba fuera de control, deliciosa. Todo lleva bastante tiempo, pero es un buen proyecto para la cuarentena. En primer lugar, me encanta todo lo que hace Chris Morocco. En segundo lugar, esto es delicioso, ¡vale la pena el esfuerzo! Es aún mejor recalentado el segundo día. Todos los sabores se mezclan y es delicioso. La mejor lasaña que he probado. Todos con los que lo compartí estuvieron de acuerdo. La receta es bastante larga de principio a fin, pero hacer el ragú un día antes ayudó. ¡El día de la asamblea, simplemente hierve la pasta y haz bechamel! Definitivamente mi nueva receta de lasaña casera.Esta lasaña fue absolutamente terrible, y estoy muy frustrado por perder tiempo e ingredientes de calidad. Seguí la receta exactamente, y fue increíblemente suave. Mientras cocinaba las salsas, todas eran insípidas, pero supuse que madurarían cuando se hornearan juntas. Desafortunadamente, no mejoraron, NO recomiendo esto si disfrutas de una salsa de carne sabrosa con profundidad o una lasaña con un toque de queso. La bechamel se servía como una salsa blanca sin sabor para hacer que el plato se mojara. Considere probar la receta de lasaña de Ina Garten si está buscando algo con cualquier sabor. Anónimo Saint Louis, MO04 / 06/20 Es mucho trabajo pero da como resultado una lasaña increíblemente sabrosa. La reseña de una estrella a continuación que dice que está muy seco definitivamente lo hizo mal porque cuando sigues la receta obtienes un producto muy húmedo y rico. (ayuda dividirlo en dos días, hice el ragú el primer día) pero tiene hermosos resultados. ¡Definitivamente mira el video para que tus fideos de lasaña no se peguen como lo hizo el mío! Usé una libra de cada una de las dos carnes y la salsa todavía tenía mucha carne. Reduje a la mitad la cantidad de bechamel porque tenía poca leche y aún así resultó genial, simplemente no tenía suficiente para la capa superior. ¡Sobras por días! BikeinaboxOakland, CA03 / 31/20 Hice esto exactamente, pero dividió la receta en 3 recipientes de vidrio rectangulares de 6.3 tazas y se congeló ya que somos una familia de dos. Acabamos de recalentar nuestro primer recipiente siguiendo las instrucciones y ¡fue increíble! Obtendrá 4 porciones de cada envase. Tomó un tiempo hacerlo, pero los resultados lo valen. ¡Me encanta que se recaliente bien después de estar congelado, especialmente durante esta cuarentena de COVID! ¡Nunca volveré a otra cosa que no sea la salsa bechamel! Esto ha cambiado mi forma de ver lasaña. Personalmente, la próxima vez iré con un ragú de sabor más profundo, ¡pero este es definitivamente uno para hacer y probar usted mismo! MkbeckwatsonAlabama03 / 28/20 Esta es posiblemente la mejor lasaña que he probado. Libere su día porque esta receta toma un tiempo para hacer. Para mí, la primera vez con la receta, 10 horas, pero luego de nuevo, estaba haciendo un lote doble para poder congelar uno, por lo tanto, todo tomó más tiempo. Tres de nosotros tuvimos segundos y solo pasamos el 40%. Agregue un poco de pan de ajo, y tal vez una verdura y un poco de ensalada, y podría obtener 15 comidas de una. Entonces, para mí, sin nada mejor que hacer en marzo del 20, ¡valió la pena! RaibeartMadison Heights, MI03 / 22/20 Hice esto anoche y fue sin duda la mejor lasaña que he hecho. Le di a este 4 estrellas porque no incluye mozzarella en la receta, lo cual para mí es una blasfemia. Además, no sé por qué usaron la imagen de arriba; hace que la lasaña se vea completamente seca y poco apetitosa (¡lo cual esta receta está lejos de serlo!). Terminé incluyendo queso mozzarella y resultó muy bien. En cada capa agregué una cantidad saludable de queso mozzarella después del ragu, y para la capa final hice fideos de lasaña, la bechamel restante, y la cubrí con queso mozzarella / parmesano y orégano espolvoreado. Me encanta usar bechamel en lugar de ricotta, pero nunca he sido un gran admirador de ricotta. Definitivamente haré esto de nuevo.dustinjm1643West Sacramento, CA03 / 21/20 Honestamente, esto fue tan delicioso que ni siquiera tengo palabras. Hicimos esto en nuestro primer día de cuarentena de Coronavirus ... comenzó a las 12:30 p.m. y estaba comiendo a las 7 p.m. con tanto tiempo pasivo allí que ni siquiera fue un problema. Creo que solo estás cocinando activamente durante unas 2 horas, lo cual es muy razonable para lasaña. Y fue TAN bueno. ¡¡Tengo sobras para pasar el resto de la semana !! Anónimo Atlanta, GA03 / 16/20

Receta de lasaña con carne y verduras entre semana

Hace unas semanas, recibí un correo electrónico de una lectora llamada Pamela, quien dijo que estaba revisando los archivos de C & ampZ & # 8212 Me siento tan animada cuando la gente hace eso & # 8212 y lo había notado, en este puesto de sal, una referencia a la lasaña entre semana nuestra amiga Zoe hizo para nosotros cuando la visitamos en Londres. ¿Alguna vez terminé compartiendo esa receta? Preguntó Pamela.

La respuesta corta es no. La respuesta larga es: He pensado en la lasaña de Zoe con regularidad desde entonces, pero de alguna manera no se presentó la oportunidad de reproducirla. Tal es el destino, me avergüenza admitirlo, del 99% de los las recetas que colecciono, porque rara vez cocino con recetas, y porque colecciono un volumen asombroso de todas formas.

Del horno salió una lasaña bien equilibrada y sabrosa, satisfactoria pero no demasiado rica, que alimentó a una mesa llena de amigos agradecidos.

Pero la nota de Pamela fue el empujón que necesitaba: abrí el cajón en el que guardo mi cuadernos viejos, y encontré al que me había acompañado a Londres. Hojeé las páginas, leí las notas que anoté de acuerdo con las explicaciones de Zoe y puse los ojos en blanco: mis garabatos probablemente tenían sentido en ese momento, pero cinco años después se habían vuelto bastante tenues y, en particular, No había incluido ninguna medida de ingredientes.

Aún así, el proceso general fue documentado y la elaboración de lasaña no es ciencia exacta después de todo, decidí improvisar. ¿Qué fue lo peor que pudo pasar? Y en cambio, lo mejor lo hizo: del horno surgió una lasaña bien equilibrada y sabrosa, satisfactoria pero no demasiado rica, que alimentó una mesa de amigos agradecidos.

Así que si, como yo, tiendes a pasar por alto más evidentemente agradable platos en su pila de recetas, solo puedo alentarlo a que se detenga y haga esta.


11 recetas de pasta que deberías estar haciendo

¿De qué sirve el fin de semana si no es para comer todos los carbohidratos? ¡No sé ustedes pero ME ENCANTA la pasta! Ya sea frío y en forma de ensalada, o caliente y cargado de marinara, estoy totalmente de acuerdo. Es por eso que reuní 11 de las mejores recetas de pasta de The Chic Site para que pruebes este fin de semana.

raviolis cocinados

Pasta de pizza de pollo a la barbacoa

Taco Mac y Queso

Pasta Caprese de Albóndigas de Pavo

Pasta fajita en una olla

Ensalada De Pasta Minestrone

Lasaña mexicana

Espagueti Carbonara

Ensalada De Pasta Kale César

Pasta con Pesto de Camarones

Espaguetis y albóndigas en olla de cocción lenta

También te puede interesar:
Buffet de fiesta del Super Bowl
Comidas congeladas en olla de cocción lenta
Lasaña de Queso a la Parrilla
¿Quieres recetas más deliciosas? Dirígete a El sitio chic ¡ahora! También puedes suscribirte a mi Canal de Youtube o sígueme Facebook y Instagram.

No te olvides de ¡Reserva mi libro de cocina AQUÍ!


Lasaña por 12 millones, por favor

John Chandler tiene un secreto y lo guarda con cuidado, no sea que otro amigo o compañero de trabajo le pida que lo haga para una cena.

Chandler es, de día, un vendedor de 43 años y padre de dos hijos, un autoproclamado "chico sureño" que vive en las afueras de Dallas y creció jugando al fútbol americano universitario y a la barbacoa. En línea, los fanáticos de Chandler lo conocen de manera diferente: es el creador de la Mejor Lasaña del Mundo, una torre de salchicha italiana dulce, carne molida y queso ricotta que obstruye las arterias y que ha reinado como la receta más popular en AllRecipes.com durante más de una década. . Ha obtenido 10,423 calificaciones y ha sido "fijado" en Pinterest más de 25,000 veces. AllRecipes estima que 12 millones de personas lo vieron solo en los últimos cinco años.

Dada la gran popularidad de AllRecipes.com (tiene un promedio de 20 millones de visitas cada mes, según la firma de análisis SimilarWeb), es muy posible que la lasaña de Chandler sea la receta más popular en Internet de habla inglesa.

"¿Cómo estás calculando eso?" preguntó un sorprendido Chandler, quien ha publicado sólo un plato más en AllRecipes desde el día en que envió la lasaña en 2001. Todavía no puede creer la popularidad de la receta. Tampoco sus amigos.

"La mayoría de ellos no sabían que tenía esta receta", dijo Chandler. "No es algo por lo que me golpee el pecho. Pero es un rompehielos interesante, ¿sabes?"

Lasaña parece fuera de lugar para Chandler, quien creció en Atlanta, se mudó a los suburbios de Dallas hace una década y describe su herencia como "completamente anglosajona". Aprendió a cocinar de su madre (la lasaña es su versión de su receta) y comenzó a cocinar en serio cuando era un estudiante universitario menor de edad, cuando se dio cuenta de que las cenas eran buenos sustitutos de las noches en la ciudad.

En 2001, su entonces novia, una ávida usuaria de AllRecipes, lo instó a poner la receta de lasaña en línea, donde otros pudieran hacerla y revisarla. El plato obtuvo rápidamente una serie de críticas de cinco estrellas y escaló a la cima de la clasificación de AllRecipes. Mientras tanto, sus propias presentaciones nunca se pusieron de moda.

"Lo terminamos poco después de eso", bromea Chandler.

En los 12 años transcurridos desde entonces, tanto la lasaña de Chandler como AllRecipes en sí han visto cómo su popularidad se ha disparado varias veces. AllRecipes, todavía una startup heterogénea a principios de los 2000, luchó por convencer a sus críticos de que Internet era la próxima frontera de la cocina. Esmee Williams, ahora vicepresidenta de marketing de marca, dejó su trabajo en una empresa de software que fabricaba CD-ROM de recetas en 1999 para convertirse en la empleada número 18. Los amigos cuestionaron el cambio de carrera.

"Nadie entendió por qué la gente querría leer recetas de sus compañeros y no de chefs profesionales", dijo Williams.

Pero la historia se ha puesto del lado de Williams. La compañía de Seattle estima que tiene más de 7 millones de usuarios registrados y 30 millones de visitantes únicos al año, lo que lo convierte en el sitio de comida en inglés más grande del mundo, por delante de Food.com, Cooks.com y Taste of Home, todos los cuales operan en un modelo similar presentado por cocineros caseros.

"Personalmente, no buscaría una receta en Internet, pero sé que eso no está de moda", dijo Jan Longone, curadora de 80 años de la colección de historia culinaria estadounidense de la Universidad de Michigan y amiga de Julia desde hace mucho tiempo. Niño y James Beard. "Lo diré de esta manera: dentro de 20 años, probablemente voy a quedar obsoleto".

Definitivamente ella está en minoría. Según una encuesta que AllRecipes encargó el año pasado, los cocineros ahora recurren más a Internet en busca de recetas que a libros de cocina o miembros de la familia. El año pasado, según Nielsen, las ventas de libros de cocina cayeron por primera vez desde 2007.

Eso podría indicar una ligera ruptura con los 217 años anteriores de la historia culinaria estadounidense, e indudablemente influye en la forma en que comen los estadounidenses.

Los usuarios de AllRecipes tienden a ser personas agobiadas y de mediana edad, personas que disfrutan cocinar para sus familias pero que se esfuerzan por tener una cena rápida los martes en la mesa. Eso significa que tienen prioridades, dijo Williams: prefieren de cinco a siete ingredientes que pueden encontrar en sus despensas o en una tienda de comestibles de gama media. Quieren fotografías bonitas y limpias de cada plato. No quieren pasar más de una hora cocinando.

Como resultado, los platos más queridos de AllRecipes, los que aparecen en la parte superior de millones de búsquedas en Google, giran en espiral alrededor de Pinterest y terminan, eventualmente, en innumerables mesas de cocina, tienden a ser clásicos y fáciles, al borde de lo poco sofisticado. . Justo detrás de la lasaña de Chandler hay un panqueque básico, pan de plátano y galleta de azúcar, cada uno hecho con siete ingredientes. El asado a la olla mejor calificado del sitio, que en agosto fue brevemente uno de los contenidos más discutidos en Facebook, requiere dos latas de crema de champiñones, un paquete de mezcla de sopa de cebolla seca y un asado de 5 libras. Eso es todo.

La lasaña de Chandler es la excepción. Se necesitan 2 horas y media para cocinar, excluyendo el tiempo de preparación, y sus 20 ingredientes cuestan $ 40 en una tienda de comestibles del área de Washington. Después de una hora y media en la estufa, la salsa sabe bien como sabe bien un frasco de salsa Bertoli: brillante y ácida, pero no particularmente matizada. Y el relleno de ricotta, que Chandler hace con queso, un huevo y un poco de perejil, parece plano al lado de, digamos, la salsa bechamel que es tradicional en algunas partes de Italia, o las variedades con tintes de nuez moscada y menta que existen en otras partes de AllRecipes. .

Otros cocineros han sugerido cientos de ajustes: menos sal e hinojo, una taza de vino tinto, una pizca extra de condimento italiano, incluso un cambio de imagen saludable al por mayor que sustituye el pavo magro y la mozzarella baja en grasa por la carne molida y el queso en rodajas.

A Chandler no le importan los cambios, de hecho, ha usado algunos de ellos él mismo. Uno de sus hijos tiene alergia al gluten y su esposa es lo que Chandler llama una "nuez de la salud", lo que lo ha obligado a inventar diferentes versiones del plato. Chandler también odia seguir recetas que nunca había medido los ingredientes en la Mejor Lasaña del Mundo hasta que decidió publicarla en línea.

"Me gusta mezclar los sabores y colorear fuera de las líneas", dijo. "La salsa es mejor cuando se le pone sal al gusto y luego, una vez que se pone en marcha, se le da sabor sobre la marcha".

Su otro consejo para los cocineros que quieran hacer su lasaña: déjelo reposar en la nevera durante la noche, mejor al día siguiente. Y ten cuidado para quién lo cocinas, porque podrías terminar haciéndolo con regularidad. Chandler lleva el plato a eventos de 12 a 15 veces al año, a menudo a pedido de alguien que descubre que es "el mejor del mundo". Aunque generalmente no revela su fama en Internet, surge de vez en cuando, como cuando escribió en Facebook sobre su entrevista con The Post.

"Bueno, miren todos ustedes publicados en el mundo de las recetas. ¿¡Quién iba a saber !?" escribió un amigo.

Desde entonces, Chandler ha cambiado su foto de perfil por una ilustración de un chef italiano con bigote; resulta que, en broma, resulta que, fiel a sus raíces en Georgia, las cosas favoritas de Chandler para cocinar son bistec, barbacoa y "cualquier otra cosa que pueda cocinarse a la parrilla". "

"Definitivamente no soy un entusiasta de la comida", dijo Chandler, un hombre que probablemente ha enseñado a los estadounidenses tanto sobre lasaña como Mario Batali. "No tengo aspiraciones de estar en 'MasterChef' ni nada. Pero me encanta cocinar".


Si eres lo que comes, Estados Unidos es todorecipes

En 2009, Cook's Illustrated El fundador Christopher Kimball escribió un elogio para Gastrónomo, la brillante revista Condé Nast que se cerró después de casi siete décadas. La publicación había sido un hogar para personas que valoraban la experiencia culinaria, escribió Kimball, un lugar con “respeto por aquellos que se habían ganado las habilidades, por así decirlo, que tenían toda una vida de buena crianza y experiencia para estar a la cabeza de la cultura . " En su lugar, Kimball vio una cultura gastronómica invadida por “un millón de expertos instantáneos” que promovían comida chapucera y amateur. "Google 'cazuela de brócoli' y haga la primera receta que encuentre", escribió. "Te garantizo que será decepcionante".

El primer resultado de Google para la cazuela de brócoli (al menos cuando revisé la otra semana, aunque el algoritmo parece cambiar a diario) es un plato de una cocinera casera llamada Stacy M. Polcyn. “Awesome Broccoli-Cheese Casserole” requiere una lata de crema condensada de sopa de champiñones una taza de mayonesa tres paquetes de brócoli congelado 8 onzas de queso cheddar un huevo un cuarto de taza de cebolla picada y luego sal, pimienta y pimentón al gusto. Mezcle todo, hornee a 350. El plato ha recibido cientos de calificaciones de cinco estrellas de personas que dejan comentarios que sugieren ajustes (“Agregué 1 cucharadita de sal de ajo”) y expresan su entusiasmo (“¡Todo lo que tengo que decir es YUM! ”). Es, por supuesto, de Allrecipes.com.

En el mundo de los agregadores de recetas en línea, Allrecipes es claramente poco glamoroso. Mientras que el sitio web rival Epicurious elimina recetas de Buen provecho y el ahora difunto Gastrónomo, Allrecipes toma creaciones colaborativas de cocineros caseros y luego las redacta en forma estandarizada. En la era de la descripción de la comida ornamentada, Allrecipes favorece un estilo de casa desprovisto de ostentación. El sitio usa "revolver" o "cocinar" en lugar de "saltear" ("porque esa es una palabra francesa", explica Esmee Williams, vicepresidenta de estrategia de marca y consumidores de Allrecipes). Las galletas de azúcar son "fáciles". Los panqueques están "pasados ​​de moda". Muchos, muchos platos son "cremosos".

Y en un momento en que los lectores de sitios web de comida aspiracional están acostumbrados a imágenes de platos increíblemente perfectos, cada microverde colocado ingeniosamente por un estilista con pinzas, Allrecipes ofrece instantáneas de comidas de aficionados. El sitio está inundado de primeros planos de sopas de aspecto fangoso, fotos de pimientos rellenos que parecen haber sido capturados a la luz dura e implacable de un baño público y toma tras toma que documentan las innumerables formas en que el queso derretido puede solidificarse. Kimball y los de su calaña estarían de acuerdo en que todo es extremadamente decepcionante. También es quizás la instantánea democrática más precisa de los deseos culinarios estadounidenses.

Allrecipes es el sitio web de comida en inglés más popular del mundo. Según ComScore, en diciembre pasado, el sitio obtuvo casi 50 millones de visitas, el mes más importante de cualquier sitio de alimentos. Gracias a su dominio de la optimización de motores de búsqueda, las recetas del sitio aparecen constantemente cerca de la parte superior de los resultados de búsqueda de Google. Si busca "recetas de lasaña", como hice el otro día, encontrará inmediatamente "La mejor lasaña del mundo", una receta que ha sido uno de los platos más populares del sitio web durante 15 años. La receta (que hace una lasaña perfectamente sabrosa) fue vista más de 6 millones de veces solo el año pasado y ha recibido más de 11,000 calificaciones de cinco estrellas. En una era de chefs famosos y servicios de entrega de kits de recetas desarrollados por expertos, un plato de pasta de un padre de Dallas que describe su herencia como "completamente anglosajona" es posiblemente la comida más cocinada de Estados Unidos.

Lo que es notable no es tanto el dominio de Allrecipes sino lo distante que se siente el sitio de la conversación sobre comida en los medios. Estar vivo en 2016 es ser asaltado por las tendencias alimentarias (¡adiós, caldo de huesos, hola, poke hawaiano!). Significa leer un Buen provecho artículo que le advierte que "deje de asar sus verduras en un horno muy caliente" menos de un mes después de leer un Buen provecho artículo que te dijo que hacer Exactamente eso. Significa ser bombardeado con demandas de que dejes de lado la col rizada del año pasado y pruebes la coliflor, la nueva "verdura" que se está "apoderando de tu feed de Instagram" porque, según un escritor con más que un poco de descaro, puede "saborear mejor que el bistec ".

La brecha entre la comida que cocinamos y la comida de la que hablamos nunca ha sido tan grande. Culturalmente, es la misma brecha que existe entre Los americanos—El inteligente programa de espías de FX que parece tener casi tantos recapituladores de Internet como espectadores — y programas como el inmensamente popular y rara vez discutido NCIS. Las publicaciones de blog sin aliento sobre las últimas tendencias gastronómicas pueden parecer ciertos rincones de la crítica musical, el prepoptimismo, cuando los escritores se obsesionan con la última banda de postrock que estaba usando. firmas de tiempo realmente interesantes mientras ignora la gran mayoría de la música que la gente escucha en la radio. La comida en Allrecipes es la corriente principal masivamente popular, de la que no vale la pena hablar.

Entonces, ¿cuáles son las comidas que la gente está cocinando realmente en 2016? Una mirada al "salón de la fama" del sitio web, recetas que han sido altamente calificadas miles de veces, ofrece una idea del paladar estadounidense contemporáneo. Hay platos que suenan a la antigua, como "Boilermaker Tailgate Chili" y "Apple Pie by Grandma Ople". Recipes that dip a toe into flavors beyond middle America generally only get as far as “Baked Chicken Teriyaki” or “Chicken Enchiladas II” (the Allrecipes convention is to number each successive recipe for the same dish as if it’s a Rocoso sequel). There are attempts to reproduce favorite chain meals, such as “Clone of a Cinnabon” and “Restaurant-Style Buffalo Chicken Wings” (the restaurant is Hooters). There is “Chicken Pot Pie IX,” which seems to have vaulted over chicken pot pies I through VIII on the strength of its unimpeachable moistness.

To work your way through the Allrecipes hall of fame, Julie y julia–style, is to be confronted with an obvious truth: Most people are far more concerned with convenience and affordability than authenticity or novelty. “Baked Ziti I” calls for sour cream in place of ricotta and makes a totally respectable casserole. To make “Zesty Slow Cooker Chicken Barbecue,” all I had to do was throw a few chicken breasts into a slow cooker along with half a bottle of barbecue sauce, a little brown sugar, and some Italian dressing.

Last week, I went to my local grocery store and bought the ingredients for “Awesome Broccoli-Cheese Casserole.” In the midst of a busy weekend—days after moving into a new place, with deadlines looming and unpacked boxes everywhere—it was a relief to just mix together a few ingredients and throw a dish into the oven. The casserole tasted exactly as you’d imagine: an alchemy of salt and lipids designed to flow to the pleasure centers of your brain before, shortly afterward, migrating to the shame centers and then hardening in the arteries. I sheepishly brought the casserole to a birthday potluck. It was unsubtle and unfashionable, a dish no professional would ever promote. My friends, a couple with busy lives and a new baby, took the leftovers home and happily finished them the next day.

For the most part, the hall of fame recipes are dishes that don’t require exotic, expensive ingredients. They’re familiar. They’re unpretentious. More than anything, they’re a reminder that although the conversation about food moves at light speed, with new trends pinging across our social media accounts daily, our actual cooking habits change much more slowly. Tastes are passed down from parents, palates developed over lifetimes. Shifts happen over generations, not weeks.

If “Awesome Broccoli-Cheese Casserole” tastes like a dish from the past, then that’s because it is. “My mom used to make this easy recipe every Thanksgiving when I was little,” Polcyn writes in the recipe description. Now, years later, she continues to make it, despite the fact that it feels a little out-of-date. “Even though I rarely cook with canned condensed soups, I still make this yummy broccoli casserole during the holiday season.”

Of course, this isn’t to say that Allrecipes is entirely indifferent to the oscillations of foodie culture. The cheese-heavy casseroles and slow-cooker roasts show no sign of disappearing, but new recipes are slowly creeping up the list. According to Allrecipes’ Williams, the data shows a slow migration toward fresh fruit and vegetables. Younger cooks are trying more “ethnic food,” experimenting with a Cuban Picadillo or a Thai coconut milk soup. And recently, Williams noticed an unusual ingredient gaining popularity. It was working its way into mashed-potato recipes and even appearing as a main course. “Cauliflower,” she said, “is going crazy.”


AllRecipes.com Appeals to Creative Millennial Chefs and Marketers

Today, more than ever, Millennials are crowdsourcing their peer networks for DIY ideas for their latest kitchen innovations. It’s tough to flip through a social media page without coming across a few dozen photos friends are posting of their latest culinary creations. As Millennials find recipes to be one of the most shareworthy things to post, is it a surprising to think that there could be an entire social media site catered to this food trend?

Allrecipes.com is the digital solution to your Grandmother’s cookbook, offering seamless navigation for recipes, ingredients and desired cooking methods. Millennials love having choices and decisions to make to share their success cooking experiences with their peers.

We know Millennials like to get creative in the kitchen and share recipes. Despite its current high profile, Pinterest isn’t the only way hungry Millennials can find creative and delicious recipes. Allrecipes.com is a global social networking service and forum headquartered in Seattle, Washington. Established in 1997 as a Web 1.0 site, Allrecipes.com has caught on with this new and thriving generation. Users are encouraged to to post recipes, comment and make changes to existing recipes posted. Additionally, users can search for specific recipes, blogs, vote on pictures of dishes and receive awards based on their submissions and results. This gives Millennials the action and participation they are craving.

AllRecipes.com includes tabs to plan your weekly menu, create your own shopping list and view thousands of hand-crafted dishes from the recipe box. What makes the site simple and easy to use is its exploration menu. This allows participants to explore recipes by meal, ingredient and cooking method. It’s perfect for everyone from college Millennials looking for ways to fix inexpensive pasta dishes to Millennial parents seeking on-the-go recipe options.

Millennials love to be recognized, so they will appreciate the AllRecipes.com cook of the week feature with highlights and recipes from a specific community member each week. There are also photos and recipes users can vote on select the featured picture on the site’s homepage. Blogging about cooking experiences is appealing to Millennials almost as much as posting pictures of their finished product. AllReceipes.com shows the most popular blogs this week they are showing “dog food” and “nutritionist needs your recipes” blogs.

For those visual Millennials out there, AllRecipes.com gives easy to follow tutorials on preparing and cooking their favorite recipes. Similar to how-to YouTube videos, these videos walk you through each step to perfect your cooking techniques. Additionally, with each voice-over video it allows chefs at home to cook while listening to the video.

If you’re not buying the success of this website, take a look at this article from the Seattle Times about the “World’s Best Lasagna” recipes that has gotten 12 million views on AllRecipes.com. The article mentions that the recipes has been pinned 10,423 times on Pinterest and gotten 20 million views on their website every month. Though the World’s Best Lasagna recipe involves a 3-hour preparation process and $40 in ingredients, it’s a sure hit with hungry Millennials.

Stephanie Pollack contributed to this post

Photo credit: Liz West via Flickr


Classic Lasagna Recipe with No Boil Noodles

I love lasagna and so I&rsquove been on the hunt for a good recipe. It&rsquos my kid&rsquos favorite meal that I make, but I want all the ease of a normal meal on a busy weeknight. When I want to go a little fancier than my skillet lasagna recipe then I go for the classic lasagna recipe made with no-boil noodles. The no-boil noodles are KEY!

Why no boil noodles? Because they are so easy and you can&rsquot tell the difference once the lasagna is cooked! The key is giving them enough room to expand during the recipe &ndash and making sure you have enough sauce for them to soak up. Lasagna has a reputation for a laborious recipe &ndash and no boil noodles change that conversation.

You can see once you layer your lasagna that it looks like the pan is not quite filled &ndash never fear. It will all fill out.

Once baked, it fills the pan beautifully &ndash and besides a little rippling, no one is the wiser.

If you love lasagna as much as our family &ndash you will love the ease of the no boil noodles. They&rsquore my lasagna best friend. & # 128578


Easy Gluten-Free Lasagna (Dairy-Free!)

Ingredientes

SAUCE

  • 1 Tbsp avocado or olive oil
  • 3 cloves garlic, minced
  • 1/4 tsp red pepper flake (Opcional)
  • 1 lb grass-fed ground beef
  • 1/4 tsp sea salt, plus more to taste
  • 2 25-oz jars favorite marinara sauce (or DIY* // we like Organico Bella brand)
  • 1-2 tsp dried Italian herbs (basil and oregano // Opcional)
  • 1-2 tsp sweetener of choice (such as maple syrup, cane sugar, or stevia // Opcional)

CHEESE

  • 2 ¼ cups raw macadamia nuts (or sub slivered blanched almonds or raw cashews soaked for 1 hour in hot water, then drained)
  • 3 ½ Tbsp lemon juice
  • 4 Tbsp nutritional yeast (plus more to taste)
  • 3/4 tsp garlic powder
  • 1/3 scant tsp sea salt
  • 2/3 – 1 cup water (if using soaked cashews, add 1 Tbsp / 15 ml water at a time)

NOODLES

FOR SERVING Opcional

Instrucciones

Video

Notas

Nutrition (1 of 12 servings)

Did You Make This Recipe?

Tag @minimalistbaker on Instagram and hashtag it #minimalistbaker so we can see all the deliciousness!


The World’s Best Lasagna

John Chandler's lasagna has reigned as the most popular recipe on AllRecipes.com for more than a decade. Chandler says he's "definitely not a "foodie" but loves to cook.

John Chandler has a secret, and he guards it carefully, lest yet another friend or co-worker ask him to make it for a dinner party.

Chandler is, by day, a 43-year-old salesman and father of two, a self-proclaimed “Southern boy” who lives outside Dallas and grew up on college football and barbecue. Online, Chandler’s fans know him differently: He is the creator of the World’s Best Lasagna, an artery-clogging tower of sweet Italian sausage, ground beef and ricotta cheese that has reigned as the most popular recipe on AllRecipes.com for more than a decade. It has earned 10,423 ratings and been “pinned” to Pinterest more than 25,000 times. AllRecipes estimates that 12 million people viewed it in the past five years alone.

Given the wild popularity of AllRecipes.com — it averages 20 million visits each month, according to analytics firm SimilarWeb — it’s entirely possible that Chandler’s lasagna is the most popular recipe on the English-speaking Internet.

“How are you calculating that?” asked a startled Chandler, who has posted only one other dish on AllRecipes since the day he submitted the lasagna in 2001. He still can’t believe the recipe’s popularity. Neither can his friends.

“Most of them didn’t know I had this recipe,” Chandler said. “It’s not something I go around beating my chest about. But it makes an interesting icebreaker, you know?”

Lasagna does seem out of character for Chandler, who grew up in Atlanta, moved to the Dallas suburbs a decade ago and describes his heritage as “entirely Anglo-Saxon.” He learned to cook from his mother — the lasagna is his version of her recipe — and began cooking in earnest as an underage college student, when he realized dinner parties made good proxies for nights spent out on the town.

In 2001, his then-girlfriend, an avid AllRecipes user, urged him to put the lasagna recipe online, where others could make and review it. The dish quickly earned a string of five-star reviews and climbed to the top of AllRecipes’ rankings. Her own submissions, meanwhile, never quite caught on.

“We ended it soon after that,” Chandler jokes.

In the 12 years since, both Chandler’s lasagna and AllRecipes itself have seen their popularity balloon several times over. AllRecipes, still a ragtag start-up in the early 󈧄s, struggled to convince its critics that the Internet was cooking’s next frontier. Esmee Williams, now vice president for brand marketing, left her job at a software company that made recipe CD-ROMs in 1999 to become employee No. 18. Friends questioned the career move.

“No one understood why people would want to read recipes by their peers and not by professional chefs,” Williams said.

But history has sided with Williams. The Seattle company estimates it has more than 7 million registered users and 30 million unique visitors annually, which makes it the largest English-language food site in the world, ahead of Food.com, Cooks.com and Taste of Home, all of which operate on a similar home-cook-submitted model.

“I personally wouldn’t go to the Internet for a recipe … but I know that’s not fashionable,” said Jan Longone, the 80-year-old curator of the American culinary history collection at the University of Michigan and a longtime friend of Julia Child and James Beard. “I’ll put it this way: 20 years from now, I’m probably going to be obsolete.”

She is definitely in the minority. According to a survey AllRecipes commissioned last year, cooks now turn more to the Internet for recipes than to cookbooks or family members. Last year, according to Nielsen, sales of cookbooks fell for the first time since 2007.

That could signal a slight break from the previous 217 years of American culinary history, and it undoubtedly influences the way Americans eat. AllRecipes users tend toward the harried and middle-aged, people who enjoy cooking for their families but are hustling to get a quick Tuesday dinner on the table. That means they have priorities, said Williams: They prefer five to seven ingredients that they can find in their pantries or at a mid-range grocery store. They want nice, clean pictures of each dish. They don’t want to spend more than an hour cooking.

No simple recipe

As a result, AllRecipes’ best-loved dishes — the ones that bubble to the top of millions of Google searches, spiral around Pinterest and end up, eventually, on countless kitchen tables — tend to be classic and easy, verging on unsophisticated. Just behind Chandler’s lasagna are a basic pancake, banana bread and sugar cookie, each made with seven ingredients. The site’s top-rated pot roast, which in August was briefly one of the most-discussed pieces of content on Facebook, calls for two cans of cream of mushroom soup, a package of dried onion soup mix and a 5 1/2-pound roast. Eso es todo.

Chandler’s lasagna is the exception. It takes 2 1/2 hours to cook, excluding prep time, and its 20 ingredients cost $40 at a Washington area grocery store. After an hour and a half on the stove, the sauce tastes good the way a jar of Bertoli sauce tastes good: bright and acidic, but not particularly nuanced. And the ricotta filling, which Chandler makes with cheese, one egg and a bit of parsley, seems flat next to, say, the bechamel sauce that’s traditional in parts of Italy, or the nutmeg- and mint-tinged varieties that exist elsewhere on AllRecipes. Other cooks have suggested hundreds of tweaks: less salt and fennel, a cup of red wine, an extra pinch of Italian seasoning — even a wholesale healthful makeover that substitutes lean turkey and low-fat mozzarella for the ground beef and sliced cheese.

Chandler doesn’t mind the changes in fact, he has used some of them himself. One of his sons has a gluten allergy, and his wife is what Chandler terms a “health nut,” which has forced him to invent different versions of the dish. Chandler also hates following recipes he’d never even measured the ingredients in the World’s Best Lasagna until he decided to put it online.

“I like blending the flavors and coloring outside the lines,” he said. “The sauce is best when you salt it to taste and then, once you get it going, just flavor it as you go.”

His other advice for cooks who want to make his lasagna: Let it sit in the fridge overnight it’s better the next day. And be careful whom you cook it for, because you could end up making it regularly. Chandler takes the dish to events 12 to 15 times a year, often at the request of someone who discovers it’s the “world’s best.” Although he generally doesn’t let on about his Internet fame, it comes up from time to time — such as when he wrote on Facebook about his interview with The Post.

“Well look at you all published in the recipe world. … Who knew!?” one friend wrote.

Chandler has since changed his profile picture to an illustration of a mustachioed Italian chef — facetiously, it turns out, because true to his Georgia roots, Chandler’s favorite things to cook are steak, barbecue and “anything else that can go on a grill.”

“I’m definitely not a foodie,” said Chandler, a man who has probably taught Americans as much about lasagna as Mario Batali has. “I don’t have aspirations to be on ‘MasterChef’ or anything. But I love to cook.”

World’s Best Lasagna (Tweaked)

12 servings.

According to AllRecipes.com, this is the website’s most popular recipe and possibly the most viewed among English-language sites. We tested it with a few tweaks to reduce the sodium, as recommended by many comments attached to the original recipe. MAKE AHEAD: You’ll have leftover sauce, which can be refrigerated for up to three days or frozen for up to three months. The unbaked lasagna can be refrigerated for up to two days, or it can be wrapped well and frozen for up to three months. Defrost in the refrigerator before baking. Adapted from a recipe by AllRecipes.com member John Chandler of Dallas and from its accompanying AllRecipes.com video.

1 pound sweet Italian sausage, casings removed

12 ounces lean ground beef

1/2 cup minced white or yellow onion

2 cloves garlic, coarsely chopped or minced

28 ounces canned, no-salt-added crushed tomatoes and their juices

12 ounces canned, no-salt-added plain tomato paste

13 ounces canned, no-salt-added plain tomato sauce

1 1/2 teaspoons ground dried basil

1 teaspoon Italian seasoning blend

2 teaspoons kosher salt, plus more for the cooking water

1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida

1/4 cup chopped fresh flat-leaf parsley, plus more for garnish

12 pieces dried lasagna pasta (each 2 1/2 to 3 inches wide and about 13 inches long)

1 pound part-skim ricotta cheese

12 ounces low-fat mozzarella cheese, sliced

3/4 cup freshly grated Parmigiano-Reggiano cheese, plus more for optional garnish

Heat the sausage in a large Dutch oven over medium-high heat. Cook for 4 to 6 minutes, using a spatula to break up any large clumps, until the meat is browned with no trace of pink. If desired, drain and discard the fat. Add the ground beef, onion and garlic, stirring to combine cook until the beef is thoroughly browned and the onion has softened, breaking up any clumps as needed.

Stir in the crushed tomatoes and their juices, tomato paste, tomato sauce and water, then add the sugar, basil, fennel seed, Italian seasoning blend, 1 1/2 teaspoons of the salt, the pepper and half of the parsley, stirring to incorporate. Cover and cook for about 1 1/2 hours, stirring occasionally. The yield is about 6 1/2 cups.

Meanwhile, bring a large pot of water to a boil over high heat. Add a generous pinch of salt and then the lasagna. Cook not quite as long as the package directions indicate, so the noodles are al dente. Drain and rinse under cool water separate them and lay them on a clean surface.

Combine the ricotta, egg, the remaining parsley and the remaining 1/2 teaspoon of salt in a mixing bowl until well incorporated.

Precalienta el horno a 375 grados. Have a 9-by-13-inch baking dish at hand.

Spread 1 1/2 cups of the sauce evenly over the bottom of the baking dish, then arrange half of the cooked lasagna noodles lengthwise so they completely cover the sauce, overlapping them a bit. Use an offset spatula to spread half of the ricotta mixture over the noodles, then use half of the mozzarella slices to completely cover the ricotta layer. Spread 1 1/2 cups of the sauce over the mozzarella, then scatter half of the Parmigiano-Reggiano evenly over the sauce.

Next, repeat the layers using the remaining lasagna noodles, the remaining ricotta mixture and the remaining mozzarella slices. Top with 11/2 cups of the sauce, spreading it to cover the mozzarella, then scatter the remaining Parmigiano-Reggiano cheese evenly over the sauce.

Use cooking oil spray to coat the underside of a piece of aluminum foil large enough to cover the lasagna seal the foil tightly around the edges of the baking dish. Bake for 25 minutes, then remove the foil and bake for 25 minutes so the lasagna’s top layer of cheese is nicely browned on top.

Cool for 15 minutes before serving. If desired, garnish with parsley and Parmigiano-Reggiano cheese.

Per serving: 530 calories, 33 g protein, 63 g carbohydrates, 15 g fat, 8 g saturated fat, 100 mg cholesterol, 760 mg sodium, 4 g dietary fiber, 9 g sugar.


The world's most famous lasagne: How John Chandler's pasta recipe went viral

John Chandler has a secret, and he guards it carefully, lest yet another friend or co-worker asks him to make it for a dinner party.

Chandler is, by day, a 43-year-old salesman and father­-of-two, a self-proclaimed “Southern boy” who lives outside Dallas, Texas, and grew up on college football and barbecue.

Online, Chandler’s fans know him as the creator of the World’s Best Lasagna, an ­artery-clogging tower of sweet Italian sausage, ground beef and ricotta cheese that has reigned as the most popular recipe on AllRecipes.com for more than a decade. It has earned 10,423 ratings and been “pinned” to Pinterest more than 25,000 times. AllRecipes estimates that 12 million people have viewed it in the past five years alone.

Given the wild popularity of AllRecipes.com – it averages 20 million visits each month, according to analytics firm SimilarWeb – it’s ­entirely possible that Chandler’s lasagne is the most popular recipe on the English-speaking internet.

Chandler, who since the day he submitted the lasagne in 2001 has posted only one other dish on AllRecipes (and it’s the lasagne’s sauce billed as the World’s Best Pasta Sauce!), can’t believe the recipe’s popularity. Neither can his friends. “Most of them didn’t know I had this recipe,” Chandler says. “It’s not something I go around beating my chest about. But it makes an interesting icebreaker, you know?”

Lasagne does seem out of character for Chandler, who grew up in Atlanta, moved to the Dallas suburbs a decade ago and describes his heritage as ­“entirely Anglo-Saxon”. He learned to cook from his mother – the lasagne is his version of her recipe – and began cooking in earnest as a student.

In 2001, his then-girlfriend, an avid AllRecipes user, urged him to put the lasagne recipe online. The dish ­quickly earned a string of five-star reviews and climbed to the top of AllRecipes’ rankings. His girlfriend’s submissions never quite caught on. “We ended it soon after that,” Chandler jokes.

In the 12 years since, both Chandler’s lasagne and AllRecipes itself have seen their popularity balloon. AllRecipes, still a ragtag start-up in the early Noughties, struggled to convince its critics that the internet was cooking’s next frontier. Esmee Williams, now vice-president for brand marketing, left her job at a software company that made recipe CD-Roms in 1999 to ­become employee No 18. Friends questioned the career move.

“I got a lot of sand kicked in my face,” Williams says. “The internet was young. People didn’t think it would succeed. No one understood why people would want to read recipes by their peers and not by professional chefs.”

Seattle-based AllRecipes celebrated its 15th anniversary last year and estimates it has more than seven million registered users and 30 million unique visitors annually, which makes it the largest English-language food site in the world, ahead of Food.com, Cooks.com and Taste of Home, all of which operate on a similar home-cook-submitted model.

“I personally wouldn’t go to the internet for a recipe. but I know that’s not fashionable,” says Jan Longone, 80-year-old curator of the American culinary history collection at the University of Michigan and a long-time friend of Julia Child and James Beard. “I’ll put it this way: 20 years from now, I’m probably going to be obsolete.”

Longone is in the minority. According to a survey which AllRecipes commissioned last year, cooks now turn more to the internet for recipes than to cookbooks or family members. AllRecipes’ users tend toward the harried and middle-aged, people who enjoy cooking for their families but are hustling to get a quick dinner on the table.

That means they have priorities, said Williams: they prefer five to seven ingredients that they can find in their kitchen cupboards or at a convenience store. They want nice, clean pictures of each dish. They don’t want to spend more than an hour cooking.

As a result, AllRecipes’ best-loved dishes – the ones that bubble to the top of millions of Google searches, spiral around Pinterest and end up, eventually, on countless kitchen tables – tend to be classic and easy, verging on ­unsophisticated. Just behind Chandler’s lasagne are a basic pancake, banana bread and sugar cookie, each made with seven ingredients.

The site’s top-rated pot roast, which in August was briefly one of the most-discussed pieces of content on Facebook, calls for two cans of cream of mushroom soup, a packet of dried onion soup mix and a five-and-a-half-pound roast. Eso es todo.

Chandler’s lasagne is the exception. It takes two-and-a-half hours to cook, excluding preparation time, and its 20 ingredients cost around £25 (to serve 12 people). After an hour-and-a-half on the stove, the sauce tastes good the way a jar of Bertoli sauce tastes good: bright and acidic, but not particularly nuanced. And the ricotta filling, which Chandler makes with cheese, one egg and a bit of parsley, seems flat next to, say, the bechamel sauce that’s traditional in parts of Italy, or the nutmeg-and mint-tinged varieties that exist elsewhere on AllRecipes.

Other cooks have suggested hundreds of tweaks: less salt and fennel, a cup of red wine, an extra pinch of Italian seasoning – even a wholesale, healthy makeover that substitutes turkey and low-fat mozzarella for the ground beef and sliced cheese.

Chandler uses some of the variants himself – one of his sons has a gluten allergy, and his wife is what Chandler terms a “health nut”, which has forced him to invent different versions of the dish. He also hates following recipes – he’d never even measured the ingredients in the World’s Best Lasagna until he decided to put it online.

“I like blending the flavours and colouring outside the lines,” he says. “The sauce is best when you salt it to taste and then, once you get it going, just flavour it as you go.”

His other advice for cooks who want to make his lasagne: let it sit in the fridge overnight it’s better the next day. And be careful whom you cook it for, because you could end up making it regularly. Chandler takes the dish to events 12 to 15 times a year, often at the request of someone who discovers it’s the “world’s best”. He generally doesn’t let on about his internet fame, but it comes up from time to time.

He has since changed his profile picture to an illustration of a mustachioed Italian chef – facetiously, it turns out because, true to his Georgia roots, Chandler’s favourite things to cook are steak, barbecue and “anything else that can go on a grill”.

“I’m definitely not a foodie,” says Chandler, a man who has probably taught Americans as much about lasagne­ as Mario Batali has. “I don’t have aspirations to be on MasterChef or anything­. But I love to cook.”

A version of this article appeared in The Washington Post read the recipe at: http://bit.ly/1dlm5i6